Caponata siciliana

No, no voy a hablar de Barrio Sésamo ni de la gallina Caponata. Bueno, supongo que los que tengáis menos de treinta y cinco años no sabréis de que estoy hablando, así que me pongo a ello. Os voy a hablar de una receta italiana de verduras, caponata siciliana. Se trata de un guiso clásico de la cocina siciliana que se elabora principalmente con berenjenas, apio, tomates y aceitunas, todo finamente cortado, cocinado con aceite de oliva, vinagre y azúcar, acompañado de alcaparras.

Este tipo de guiso lo encontramos en otras cocinas mediterráneas, como puede ser el ratatouille provenzal, la sanfaina catalana, la kapunata de Malta y las diferentes variantes de moussakas.

Hoy en día puede encontrarse como acompañamiento en diversas recetas de pasta italiana, también serviría como plato principal vegetariano o como guarnición al lado de una preparación de pescado, que es su uso original.

Se trata de un plato algo agridulce, debido al vinagre y el azúcar. Admite todas las variantes que queramos aplicarle, pimientos, queso, ajo, calabacín… pero ya no sería la caponata propiamente, se convertiría en un guiso espléndido.

CAPONATA:

  • 3 BERENJENAS MEDIANAS
  • 2 CEBOLLAS MEDIANAS
  • 5 TOMATES MEDIANOS
  • 2 RAMAS DE APIO
  • 4 CUCHARADAS DE ACEITUNAS VERDES Y/O NEGRAS
  • 2 CUCHARADAS DE ALCAPARRAS DESALADAS.
  • 2 CUCHARADAS DE AZÚCAR
  • 2 CUCHARADAS DE VINAGRE
  • ALBAHACA FRESCA
  • ACEITE DE OLIVA
  • SAL

Caponata siciliana

1.- El primer paso será cortar las berenjenas en dados de no más de 2 centímetros y dejarlas en un bol de agua con sal durante unos 30 minutos. Pasado este tiempo se lavan y se secan con un papel de cocina. Este proceso eliminará el amargor de la berenjena.

2.- Puestos manos a la obra, cocinamos las berenjenas por separado. Esto se puede hacer de dos maneras. Por un lado, como manda la receta original, friéndola en una sartén con aceite de oliva, o bien asándolas al horno. El hacerlas al horno evitaremos que absorban aceite en exceso, ya que la berenjena es como una esponja y admite todo el aceite que le echemos.

Si optamos por hacerlas en la sartén, las iremos cocinando por tandas, es decir, cocinando de cada vez sólo la cantidad que cubra el fondo de la sartén. Así se rehogarán más rápido y podremos controlar mejor la cantidad de aceite de oliva que les agreguemos. Una vez cocinadas las reservamos.

Debido a que es un plato con aceitunas y alcaparras, y éstas pueden contener bastante cantidad de sal, yo opto por no salar nada hasta el final del plato, cuando ya estén todos los ingredientes incorporados. De hecho, es esta ocasión, no fue necesario.

3.- En la misma sartén que empleamos para cocinar las berenjenas, procederemos a cocinar la cebolla cortada en juliana y las ramitas de apio cortadas en daditos pequeños. Esperaremos hasta que la cebolla esté blandita.

4.- Agregamos el tomate cortado en cubitos, el azúcar, el vinagre, las aceitunas y las alcaparras desaladas. Dejamos cocinar durante unos 15 minutos, removiendo periódicamente.

5.- Incorporamos al guiso las berenjenas que teníamos reservadas y dejamos cocinar 5 minutos más. Probamos para comprobar la sal, rectificando si es necesario.

6.- Servimos acompañado de albahaca fresca.

Este plato se puede tomar frío o templado, en cualquiera de los casos está bien rico. Espero que os animéis a probarlo, ya me contaréis.