Bizcocho de almendra y naranja

Supongo que la mayoría tenemos en nuestros recuerdos de infancia, algo que nos cocinaba nuestra madre y que hacía que ese día fuera una fiesta, que nos hacía quedarnos en la cocina mientras se estaba horneando, disfrutando por adelantado. Eso es lo que me ocurría a mí con este bizcocho de almendra y naranja. Me recuerdo encaramada sobre la mesa de la cocina viendo como mi madre me contenía, a duras penas, para evitar que metiera un dedo en el bol en el que lo estaba preparando.

Con el tiempo he comprobado que mis recuerdos no me engañaban, que me sigue encantando lo jugoso y ligero de este bizcocho y sobre todo me sigue encantando su sabor a naranja.

BIZCOCHO DE ALMENDRA Y NARANJA:

  • 4 HUEVOS
  • 125 gr. AZÚCAR
  • 75 gr. ALMENDRA MOLIDA
  • 25 gr. PAN RALLADO
  • 1 NARANJA GRANDE
  • 1 PIZCA SAL

1.- En un bol ponemos las yemas, el azúcar y la ralladura de la piel de la naranja. Batimos bien hasta que esté espumoso.

2.- En un cuenco mezclamos la almendra rallada, el pan rallado y el zumo de la naranja.

3.- En otro bol montamos las claras a punto de nieve bastante firme y le añadimos el pellizco de sal.

4.- En el bol de las yemas y el azúcar incorporamos la mezcla de almendra y revolvemos. Finalmente agregamos las claras montadas y mezclamos ligeramente hasta integrar, con movimientos envolventes, para evitar que se “bajen” las claras.

Bizcocho de almendra y naranja (6)_Edited

5.- Engrasamos con mantequilla un molde de unos 25 cm. de ancho, mejor desmoldable, y vertemos la mezcla.

6.- Precalentamos el horno a 110º e introducimos el molde. Cada quince minutos iremos incrementando la temperatura del horno en 20º, hasta llegar a 170º. Al cabo de 1 hora comprobaremos si está listo pinchándolo para comprobar que el palito salga limpio, sino esperaremos unos minutos más.

7.- Dejamos templar el bizcocho antes de desmoldarlo y esperamos a que enfríe totalmente encima de una rejilla.

Como veis es un bizcocho muy fácil, espero que os animéis a probarlo, ya me contaréis.