Lubina al horno con berberechos

Me considero una privilegiada al vivir en Compostela por muchos motivos. Poder disfrutar día a día de sus calles y su ambiente me encanta. Por eso intento vivir al máximo la ciudad y aprovechar todos sus rincones y lugares, que son muchos. Entre esos lugares está la Plaza de Abastos, aparte de ser un lugar de paso obligado para todo el que visita Santiago, por su arquitectura y por su ambiente, es un sitio de excepción para conseguir productos de primera a precios aceptables.

Como considero que lo ideal es adaptarse a lo que te ofrezca el mercado en cada momento, suelo visitarla un poco a la expectativa, sin mucha idea preconcebida de qué comprar. Por eso, cuando vi que en mi puesto de confianza de pescado, tenían unas muy buenas lubinas, no de piscifactoría, sino de extracción, o sea, directamente del mar, no pude resistirme, una fue para mí cesta. Como además, y ya que estamos en época de marisco, ya sabéis, el marisco está en su momento en todos los meses con “R” (enero, febrero, marzo…), tenía berberechos comprados, pensé en hacer esta receta, lubina al horno con berberechos al Albariño.

LUBINA AL HORNO CON BERBERECHOS (4 raciones):

  • LUBINA (pueden ser varias pequeñas, 1 por comensal o una grande para varios)
  • 1 kg. BERBERECHOS
  • ACEITE DE OLIVA
  • 2 DIENTES DE AJO
  • 1 PUERRO
  • 1 PIMIENTO ROJO
  • 1 CEBOLLA
  • 1 HOJA DE LAUREL
  • 3 PATATAS MEDIANAS
  • 500 ml. VINO ALBARIÑO
  • SAL

Lubina al horno con berberechos

1.- Lo primero que tenemos que hacer es limpiar los berberechos. Para eso es necesario dejarlos en agua con bastante sal desde el día anterior. Esto es fundamental para que suelten toda la arena que tienen en su interior.

2.- Cocinamos los berberechos al vapor. Para eso, una vez escurridos del agua con los restos de arena, los lavamos un poco y reservamos en agua limpia. Tenemos que fijarnos por si hay alguno con la concha abierta, que no se haya cerrado al manipularlo, ese tenemos que desecharlo, ya que está muerto y no vale para su consumo.

En una cazuela sofreímos los ajos enteros y aplastados con 3 cucharadas de aceite de oliva. Cuando comiencen a dorarse añadimos los berberechos escurridos, revolvemos y tapamos. Es importante que se cocinen tapados pues la idea es cocinarlos al vapor. Cuando los berberechos se abran estarán listos, esto será en 2 o 3 minutos, no más. Retiramos los berberechos con una espumadera y reservamos.

3.- A esa misma agua de cocción de los berberechos añadimos el vino y dejamos reducir unos minutos. Reservamos.

4.- En una sartén pocharemos la cebolla cortada en juliana, el puerro y el pimiento en trozos pequeños, con la hoja de laurel. Salamos y cuando comience a ablandarse la verdura, se retira y se vierte en la fuente que destinaremos para el horno.

5.- En una sartén freímos las patatas cortadas en lámina finas. Las dejamos a medio cocinar, ya que terminarán de hacerse luego en el horno. Colocaremos las patatas encima de las verduritas en la fuente del horno.

6.- Una vez limpia la lubina, la salamos por dentro y por fuera y la colocamos entera sobre la cama de verduras y patatas. Rociamos sobre ella el caldo del agua de los berberechos con el vino e introducimos en el horno previamente calentado a 200º.

El tiempo de horneado depende un poco del tamaño de la lubina. En mi caso como era una lubina más bien grande, estuvo sobre 17 minutos, pero si fueran simplemente lomos, en 8 minutos estarían cocinados.

7.- Retiramos la bandeja del horno, agregamos los berberechos reservados, volvemos a hornear 2 minutos más y listo.

Espero que os haya gustado la receta y que os animéis a probarla, ya me contareis.