Tarta de ajo caramelizado

La receta que hoy os presento es muy especial, una tarta de ajo caramelizado. Me atrevería a asegurar que os encantará a todos, a los amigos del ajo (como suena esto…) y a los que no lo son tanto. A priori puede resultar un poco fuerte pensar en una tarta cuyo ingrediente principal sea el ajo, pero os aseguro que es espléndida.

Eso sí, aunque el ajo no es su sabor principal, contrariamente a lo que se pudiera pensar, no deja de tenerlo, así que… os la recomiendo para un día en el que no tengáis pensado tener ninguna reunión importante a menos que queráis dejar huella… ya me entendéis.

Encontré la receta en uno de mis libros de cocina preferidos, El gourmet vegetariano, de Yotam Ottolenghi, ya os hablé de el en otras recetas, shakshuka o setas con huevo escalfado, y os lo recomiendo de verdad.

TARTA DE AJO CARAMELIZADO (8 raciones):

  • 1 LÁMINA DE MASA DE HOJALDRE O 375 gr.
  • 3 CABEZAS DE AJO MEDIANAS
  • 1 CUCHARADA ACEITE DE OLIVA
  • 1 CUCHARADA VINAGRE BALSÁMICO
  • 220 ml. AGUA
  • 1 CUCHARADITA AZÚCAR
  • 1 CUCHARADITA ROMERO PICADO
  • 1 CUCHARADITA TOMILLO PICADO
  • 120 gr. QUESO CABRA CREMOSO
  • 120 gr. QUESO CABRA CURADO
  • 2 HUEVOS
  • 200 ml NATA PARA MONTAR
  • SAL
  • PIMIENTA NEGRA

1.- En un molde de tartas poco profundo, a poder ser desmoldable, de unos 30 cm. de diámetro, extendemos la masa cubriendo la base y los laterales. Es importante que sobrepase unos centímetros los bordes del molde, pues al cocinarse van a ser necesarios.

Cubrimos la masa con papel de horno y le colocamos unas legumbres secas encima (garbanzos, habas…) para que hagan de peso y eviten que la masa crezca cuando la horneemos. Dejamos reposar así montado en el frigo unos 20 minutos.

2.- Pasado este tiempo horneamos con el horno previamente caliente a 180º unos 20 minutos. Retiramos el papel de horno y las legumbres y seguimos horneando 10 minutos más o hasta que la masa esté dorada. Reservamos.

Tarta de ajo caramelizado

3.- Mientras se cocina la masa preparamos el ajo caramelizado. Escaldamos en un cazo pequeño los dientes de ajos enteros y pelados, durante 3 minutos a fuego lento. Los escurrimos y secamos el cazo.

4.- Añadimos el aceite de oliva al cazo seco y freímos los ajos bien escurridos a fuego fuerte unos 2 minutos. Añadimos el vinagre y el agua y dejamos cocer a fuego medio durante 10 minutos.

5.- Añadimos el tomillo, el romero, el azúcar y la cucharadita de sal y seguimos cociendo otros 10 minutos o hasta que la mayor parte del líquido se haya evaporado y los dientes de ajo aparezcan recubiertos de un “caramelo” oscuro. Reservamos.

6.- En un bol batimos los huevos y le añadimos la nata y una pizca de sal y pimienta. Reservamos.

7.- Comenzamos a montar la parta. Para ello repartimos por la superficie de la masa los quesos es trocitos y los ajos con su caramelo. Vertemos la mezcla de huevos y nata sobre el relleno de la tarta rellenando los espacios.

8.- Horneamos a 160º C durante 35-40 minutos, o hasta que el relleno de la tarta esté cuajado y se vea doradito. Antes de servir dejamos templar.

Espero que la receta os haya gustado y os animéis a probarla. Ya me contaréis.