Galletas de limón rellenas de lemon curd tostado

A pesar de que soy más de chocolate que de cremas, hay una que me tiene enganchada, que aprovecho para “colocar” en cualquier postre que puedo siempre que tengo ocasión, el  lemon curd.

Para los que no la conozcáis, es una crema inglesa de limón que tiene como ingredientes básicos yema de huevo, mantequilla, azúcar y zumo. Es muy suave y con un intenso sabor a limón, dulce y ácida a la vez, una maravilla, os lo aseguro.

A finales del siglo XIX y principios del XX, era tradicional en Inglaterra servir esta crema con pan o los típicos scones (panecillos ingleses)  para acompañar el té, como alternativa a la mermelada. Sirve, además como relleno para tartas, pasteles y tartaletas.

Se podrían hacer variantes de esta crema con otras frutas, como mandarina, fruta de la pasión, moras, mango o arándanos.

En esta ocasión he preparado unas galletas de limón rellenas de lemon curd tostado, llevan lemon curd en su masa y están rellenas de lemon curd. La variante es que la crema de relleno, en lugar de aplicarla una vez que las galletas ya están horneadas y frías, la he cocinado junto con la masa, con lo que queda un poco tostada en color y en sabor.

El resultado ha sido genial, unas galletas de limón con un relleno de lujo. Las cantidades que os indico son para hacer la masa y el relleno de unas 20 galletas, y seguramente os sobrará un poco, pero seguro que no tendréis problemas con eso cuando la probéis, siempre habrá quien se la coma a cucharadas.

LEMON CURD:

  • 2 HUEVOS
  • 145 gr. AZÚCAR
  • 65 gr. MANTEQUILLA
  • 100 ml. ZUMO DE LIMÓN
  • RALLADURA DE 1 LIMÓN

1.- Lo primero que hacemos es batir los huevos y añadimos el resto de ingredientes, la mantequilla derretida, el azúcar, el zumo de los limones y la ralladura. Batimos la mezcla hasta incorporar.

2.- Ponemos un recipiente de cristal a baño maría y vertemos en él la mezcla. Tenemos que cocinar la mezcla a fuego lento, sin que hierva en ningún momento, sin para de revolver. Irá adquiriendo cremosidad poco a poco, cuanto más tiempo lo trabajemos más se solidificará. Este proceso puede durar unos 10 o 15 minutos.

GALLETAS DE LIMÓN (20 galletas dobles):

  • 325gr. HARINA
  • 125 gr. MANTEQUILLA A TEMPERATURA AMBIENTE
  • 100 gr. AZÚCAR
  • 1 CUCHARADITA ESENCIA DE VAINILLA
  • 2 CUCHARADAS DE ZUMO DE LIMÓN
  • 100 gr. LEMON CURD

 

1.- En un bol tamizamos la harina y la sal y reservamos.

2.- En otro bol batimos la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar durante 5 minutos, hasta que tenga consistencia cremosa. Añadimos la esencia de vainilla y el zumo de limón y continuamos batiendo hasta que esté todo integrado.

3.- Agregamos el lemon curd y batimos.

4.- Añadimos la harina y revolvemos hasta integrar la mezcla, primero con la ayuda de una cuchara de madera y luego con las manos hasta formar una bola. Quedará una masa manejable aunque un poco blandita.

5.-  La envolvemos con papel transparente de cocina y la dejamos en el frigo no menos de 1 hora, hasta que esté lo más duro posible.

6.- Colocamos la masa entre dos papeles de horno para poder estirarla con facilidad con un rodillo, evitando así que se nos quede pegada a la encimera. La estiraremos hasta que quede de más o menos 4 mm. de espesor, no muy gordita, ya que al ser estas unas galletas dobles y rellenas, quedarían demasiado gruesas. 

Por un lado cortaremos las galletas destinadas a la base con el cortante que más nos guste. Por otro cortamos la misma cantidad de unidades con el mismo cortante más otro pequeñito si queremos dejarles un hueco por el que se vea el relleno.

 

Galletas de limón rellenas de lemon curd tostado (9)

7.- Vamos colocando las bases en la bandeja de horneado. Como estas galletas no van a crecer podremos colocarlas más o menos juntitas. Aplicamos una cucharadita de lemon curd encima de cada base y colocamos encima las tapas ya cortadas con el agujero. Si es necesario podéis rellenar el hueco que quede con un poco más de lemon curd, algo que yo no hice pero debería haber hecho.

8.- Horneamos con el horno previamente precaliente a 170º unos 12 minutos, dependiendo del tamaño que tengas las galletas. Es importante poner en una misma bandeja de horneado galletas del mismo tamaño, para que se horneen de forma homogénea. Una vez horneadas las pasamos a una rejilla y dejamos enfriar.

Espero que os animéis a hacer estas galletas, estoy segura de que os gustarán. Ya me contaréis.