Pechugas de pollo al horno con verduras

Hoy, por fin, empiezo a creer que es posible que las predicciones fallen y este año sí tengamos verano, después de haber pasado un día de verdadero calor en la Romaría Pop de Belvís, en Santiago de Compostela.

Desde el año 2012 se celebra en Compostela este evento, que con sólo un año de existencia se ha convertido en cita ineludible no sólo para los compostelanos. Música en vivo, talleres para mayores y pequeños, tiendas de artesanía, comida, bebida… en fin, todo lo necesario para transformar un día de campo en algo muy especial. El bonito y tranquilo parque de Belvís, se convierte en un hervidero de gente variopinta que “acampa” con libertad disfrutando de la música “indie” gallega, del sol y de la gente.

Os animo a que lo apuntéis en vuestra agenda y no faltéis a la próxima cita, se asegura un día en contacto con la naturaleza y la música, donde hay cabida para público de todas la edades.

El caso es que después de haberme creído que de verdad este año voy a poder ir a la playa, me he dado cuenta de que he estado retrasando esa “puesta a punto” que llevo meses diciendo que necesito… Así que, he decidido comenzar la “operación bikini”, hala!!! y como muestra esta receta, pechugas de pollo al horno con verduras. Plato sano, equilibrado y muy bajo en grasas y calorías. Os animo a probarlo, vale la pena…

Pechugas de pollo al horno con verduras (13)

RACIONES: 3

DIFICULTAD: baja

TIEMPO: 30 minutos + horno

PECHUGAS AL HORNO CON VERDURAS:

  • 3 PECHUGAS DE POLLO
  • 1 PUERRO
  • 1/2 PIMIENTO ROJO
  • 1/2 PIMIENTO VERDE
  • 3 ZANAHORIAS
  • QUESO GALLEGO
  • 300 ml. VINO ALBARIÑO
  • PATÉ SETAS SILVESTRES (OPCIONAL)
  • ACEITE OLIVA
  • SAL
  • TOMILLO

1.- Lavamos y troceamos las verduras en pedacitos pequeños. Ponemos una sartén grande al fuego con aceite de oliva y añadimos la zanahoria, al cabo de 5 minutos agregamos los pimientos y dejamos que se cocine a fuego medio unos 10 minutos. Agregamos el puerro y dejamos guisar en su propio jugo las verduras hasta que estén blanditas. En la mitad del proceso salamos. Reservamos.

2.- Abrimos las pechugas de pollo lo máximo posible, las vamos a utilizar como si fueran un libro. Podéis perfectamente pedírselo a vuestro carnicero para asegurarnos de no cometer errores y que se nos rompan en el proceso.

3.- Rellenamos cada pechuga con parte del pisto de verduras que tenemos reservado, trocitos de queso, 2 o 3 cucharaditas del paté de setas y espolvoreamos de tomillo. Doblamos la pechuga como si fuera un libro y la colocamos en la bandeja que utilizaremos para el horno.

4.- Cuando tengamos todas las pechugas preparadas espolvoreamos con tomillo y regamos con el vino Albariño. Horneamos, con el horno previamente caliente, a 170ºC durante unos 30 minutos. Debéis de estar pendientes del horno para regular la temperatura y el tiempo en función de como vayáis viendo el proceso.

Espero que os haya gustado la receta y os animéis a probarla.