Bundt cake de remolacha y chocolate

Tengo que decir que a través de este blog he conseguido muchas cosas, conocer gente nueva más que encantadora, asistir a sitios que de otra forma nunca podría haber ido, aprender un montón de cosas sobre gastronomía y atreverme a preparar recetas que, de otro modo, en mi casa nadie cataría.

Estos bundt cakes son una prueba de ello. Estoy casi segura de que jamás se me habría ocurrido hacer un bizcocho con remolacha, no por nada, pero a priori me parecía que el tándem remolacha-pastel no maridaban muy bien. no? Bueno, pues nada más lejos de la realidad. Estos Bundt cakes o bizcochos de remolacha y chocolate son un pastel rico de verdad, esponjoso, jugoso, casi diría que con un sabor a chocolate especial y que para nada sabe a remolacha.

La idea surgió cuando le vi este bizcocho a Paula, de The culinary scene, que creo que sacó la receta del blog de Loly, O garfelo, gran cocinillas… bueno, una cadena que, en el punto que me toca, se ha quedado en estos bundt cakes tan chulos.

Me siento encantada y agradecida por esas sinergias y relaciones que se van creando entre los que decidimos tener una afición como esta y los que nos vamos conociendo por el camino.

Sólo deciros que estos bizcochitos los preparé para el desayuno de Navidad y que la “clientela” quedó encantada, y eso que eran muchos a opinar!!

BUNDT CAKES DE REMOLACHA Y CHOCOLATE:

  • 250 gr. MANTEQUILLA EN POMADA, A TEMPERATURA AMBIENTE
  • 300 gr. AZÚCAR, MEJOR AZÚCAR MORENO INTEGRAL
  • 3 HUEVOS GRANDES
  • 115 gr. CHOCOLATE 70% CACAO
  • 350 gr. REMOLACHA EN PURÉ
  • 1 cdta. EXTRACTO DE VAINILLA
  • 280 gr. HARINA
  • 2 cdta. BICARBONATO SÓDICO
  • 1/2 cdta. SAL

 

Bundt cake de remolacha y chocolate (3)

RACIONES: 15

DIFICULTAD: baja

TIEMPO: 45 minutos + cocer la remolacha

1.- Lo primero que hacemos es preparar las remolachas. Si utilizamos remolachas frescas procedemos a pelarlas, eliminarles el tallo y la raíz y trocearlas. Las cocemos durante 30-40 minutos, hasta que estén muy blanditas. Las ponemos en un colador grande sobre un bol, aplastamos ligeramente con un tenedor para hacer puré y dejamos que escurran el agua durante un buen rato.

Si queréis emplear remolachas ya cocidas pues simplemente las pasáis por la batidora y hacéis un puré.

2.- En un bol pequeño tamizamos los ingredientes secos, la harina, la sal y el bicarbonato. Reservamos.

3.- Derretimos el chocolate con 50 gr. de mantequilla removiendo constantemente a fuego bajo. Reservamos.

4.- En un bol grande batimos el resto de mantequilla con el azúcar hasta que quede una mezcla cremosa. Para esto es necesario que la mantequilla tenga una textura blandita, en pomada, y poder así trabajarla con facilidad.

5.- Añadimos los huevos, uno a uno, a la mezcla de mantequilla. Es necesario incorporarlos bien a la mezcla antes de añadir el siguiente.

6.- Añadimos el extracto de vainilla, el puré de remolacha y el chocolate fundido y mezclamos bien.

7.- Vamos agregando los ingredientes secos (harina, bicarbonato…) y mezclando bien con una espátula hasta que queden integrados.

8.- En este caso he empleado unos mini moldes de bundt cake pero podéis emplear el molde que tengáis por casa. Lo untamos con mantequilla en toda la superficie y vertemos la mezcla.

9.- Con el horno previamente caliente, horneamos los cakes a 180º durante 20 minutos, comprobando, de todas formas para ver si al pinchar con un palito este sale limpio.

En el caso de que hagáis una sola tarta, y no mini tartas, el tiempo de horneado será un poco mayor, sobre 35 minutos.

10.- Quitamos los bizcochos del horno y los dejamos enfriar en una rejilla sin desmoldar durante 10 minutos. Les damos la vuelta sobre la misma rejilla, los desmoldamos y los dejamos que se enfríen totalmente.

Espero que os haya gustado la receta, ya me contaréis.