Crinkles de chocolate

Las galletas crinkles de chocolate son un tipo de bocaditos de delicioso e intenso sabor a puro chocolate. Su nombre significa agrietado/arrugado en inglés, y de ahí el uso del vocablo para denominarlas, las galletas quedan como agrietadas una vez horneadas.

Las descubrí navegando por la red y, además de originales, me parecieron un recurso ideal para hacer en un momento, quieres preparar algo y no tienes mucho tiempo o pocas ganas de gastarlo.

Han sido para mi todo un descubrimiento, crujientes por fuera y súper melosas por dentro, a medio camino entre una galleta y un bocadito de brownie de intenso sabor a chocolate, una delicia.

   

RACIONES: 40 ud.

DIFICULTAD: Baja

TIEMPO: 30 minutos + 1,5 hora de frigo

  CRINKLES DE CHOCOLATE:

  • 70 gr. MANTEQUILLA
  • 250 gr. CHOCOLATE 70% CACAO
  • 100 gr. AZÚCAR
  • 2 HUEVOS
  • 1 CUCHARADITA DE ESENCIA DE VAINILLA
  • 200 gr. HARINA
  • 1 PIZCA DE SAL
  • 1/2 CUCHARADITA DE LEVADURA (Tipo Royal)
  • AZÚCAR GLASS PARA REBOZAR
  • PAPEL DE HORNO
  • PAPEL TRANSPARENTE

Crinkles de chocolate

1.- Derretimos el chocolate con la mantequilla a baño maría removiendo constantemente. Si no tenéis un cazo específico para ello podéis utilizar dos cazuelas de diferentes tamaños, una dentro de la otra. Reservamos a temperatura ambiente hasta que el chocolate se haya enfriado.

2.- En un bol mezclamos los ingredientes secos, la harina, la levadura y la pizca de sal. Reservamos.

3.- Cuando veamos que el chocolate está frío reanudamos la tarea. En un bol batimos el azúcar con los huevos y la esencia de vainilla hasta que la mezcla se vuelva blanquecina y espume.

4.- Agregamos el chocolate derretido y mezclamos bien.

5.- Incorporamos los ingredientes secos y mezclamos hasta que queden integrados.

6.- Tapamos el bol con papel film transparente y lo dejamos durante 2 horas en el frigo. Otra posibilidad sería dejarlo de un día para otro.

7.- Retiramos del frigo y con la ayuda de una cuchara vamos cogiendo porciones de la masa y formando bolitas con las manos. Guardamos las bolitas en el frigo durante 15 minutos antes de hornear.

8.- Mientras el horno se calienta a 170ºC rebozamos cada bolita en azúcar glass y las colocamos en la bandeja del horno sobre un papel vegetal.

9.- Horneamos a 170ºC durante 10 minutos. Si las dejamos demasiado tiempo quedarán secas en su interior y la intención es que queden jugosas.