Muffins de nuez con streusel de nuez

Lo tengo que reconocer, estoy encantada con los muffins. Seguro que muchos pensaréis, a buenas horas, pero la verdad es que no he empezado a prepararlos hasta hace bien poco y me tienen encantada. Son como mini tartas en los que podemos lograr la misma variedad de texturas, sabores, colores y olores que en una tarta o bizcocho tradicional, pero en versión mini.

Hoy he preparado unos muffins de nuez con streusel o arena de nuez, deliciosos!! Que no os asuste el nombre rimbombante ni os eche para atrás a la hora de preparar esta receta, son igual de fáciles de hacer que unas simples magdalenas pero con unos toque sutiles y diferentes de nuez.

El streusel no es más que una cobertura a base mantequilla, harina y azúcar que suele emplearse espolvoreada en tartas, magdalenas o pasteles. El término viene del alemán y significa espolvoreado o esparcido, y eso es lo que haremos, esparcirlo por la superficie de cada una de nuestras porciones, lo que les dará un toque diferente.

Esta receta le he encontrado en el blog Brown Eyed Baker, os lo recomiendo, la he modificado ligeramente pero en esencia la idea es la misma, una adaptación de lo que los ingleses llaman coffeecake, o sea bizcocho para tomar con el café, pero en versión muffins.

Sólo una última nota, no son excesivamente dulces, aunque para mi están perfectos, así que para los muy golosos simplemente tenéis que aumentar un poco la cantidad de azúcar y listo.

Muffins de nuez con streusel de nuez

 

RACIONES: 12

DIFICULTAD: Baja

TIEMPO: 1 hora

  MUFFINS DE NUECES:

  • 70 gr. NUECES
  • 55 gr. AZÚCAR MORENO
  • 1 cdita. CANELA
  • 285 gr. HARINA
  • 200 gr. AZÚCAR BLANQUILLA
  • 1 cdita. SAL
  • 125 gr. MANTEQUILLA
  • 1 1/2 cdita. LEVADURA
  • 1/2 cdita. BICARBONATO
  • 190 ml. NATA
  • 1 HUEVO XL
  • 1 cdita. EXTRACTO DE VAINILLA

 

1.- Trituramos la nueves con un robot de cocina hasta dejarlas del tamaño de las semillas de sésamo. Si no tenemos robot de cocina podemos utilizar el molinillo de café o la batidora.

2.- En un cuenco mezclamos las nueces con el azúcar moreno y la canela. Reservamos.

3.- En un bol mezclamos la harina, el azúcar y la sal.

4.- Añadimos al bol de harina la mantequilla en textura de pomada, bien blandita, en daditos. Mezclamos todos los ingredientes hasta que se queden como una arena. Os parecerá que hay demasiada harina para la mantequilla que le estamos agregando, no os preocupéis, incorporamos lo máximo posible, hasta que la mantequilla esté bien distribuida.

5.- De la mezcla anterior retiramos 1/2 taza, más o menos a ojo, y a esa cantidad que retiramos le mezclamos las nueces reservadas. Esta mezcla será un tipo streusel, un polvo o arena.

6.- Volvemos a retirar, de la nueva mezcla con nueces, como 3/4 de taza y reservamos las dos cantidades. La porción más pequeña la vamos a utilizar espolvoreada encima de cada muffin y la otra dentro de la masa.

7.- En un bol mezclamos la nata, el huevo y el extracto de vainilla. Reservamos.

8.- Al bol de harina, el que dejamos sin nueces, le agregamos la levadura y el bicarbonato y mezclamos. agregamos la mezcla de la nata e incorporamos bien.

9.- Añadimos a la mezcla el streusel o arena de nuez, la porción mayor, y mezclamos sólo para repartir los ingredientes en la masa, no en exceso.

10.- Rellenamos los moldes dejando vacío el último tercio y espolvoreamos con la porción de streusel que tenemos reservada, presionando ligeramente para que se introduzca un poquito en la masa. 

11.- Horneamos con el horno previamente caliente a 170º durante 18 minutos. Retiramos a una rejilla y dejamos que se enfríen.