Turrón de chocolate con arroz inflado

 

Los que rondáis los 40 seguro que recordáis perfectamente el momento en que se ponía en la mesa la bandeja de postres en Navidad, esperando que apareciera lo más deseado, turrón de chocolate con arroz inflado. Hoy en día existen muchas casas comerciales que los preparan, pero en aquel momento era el turrón, el único y el más deseado.

Hoy os traigo la receta de ese fantástico turrón, crujiente, dulce y todo chocolate. Seguro que sorprenderéis a los vuestros cuando presentéis en la mesa esta delicia para los muy golosos, y si es en un plato bonito, mejor que mejor. En este caso he utilizado una chulísima tabla de mármol blanco de Platos y Pizarras que me encanta.

Me parece además una estupenda idea para regalar en fiestas, ya sabéis, envuelto en papel vegetal o en papel de seda y anudado con un cordón bonito, chulísimo. Espero que os animéis a prepararlo y lo disfrutéis tanto como nosotros. 

RACIONES: 2 tabletas

DIFICULTAD: baja

TIEMPO: 10 minutos + reposo

TURRÓN DE CHOCOLATE Y ARROZ INFLADO:

  • 250 gr. CHOCOLATE CON LECHE
  • 40 gr. MANTECA DE CERDO
  • 40 gr. ARROZ INFLADO

Turrón de chocolate con arroz inflado

 

1.-En un cazo calentamos el chocolate a temperatura baja hasta que se funda. Tendremos que estar removiendo sin parar y regular el calor para evitar que se queme.

2.- Añadimos la manteca de cerdo y retiramos del fuego. Removemos hasta que la manteca se derrita y se integre con el chocolate.

3.- Dejamos que el chocolate se temple antes de añadir el arroz inflado. Así evitaremos que el arroz se ablande con el calor. Removemos bien.

4.- Si tenemos moldes específicos para turrón, perfecto, si no podemos emplear cualquier molde de silicona o incluso un tupper alargado. Si el material del molde es silicona no necesitamos forrarlo ni untarlo con nada. Si empleamos un tupper debemos forrarlo con papel de horno, así a la hora de desmoldarlo lo tendremos muy sencillo.

Vertemos la mezcla en los moldes elegidos y dejamos que el turrón se endurezca, a temperatura ambiente durante unas horas, mejor de un día para otro.

Así de fácil tendremos un turrón de chocolate crujiente listo para disfrutar o incluso regalar estas fiestas.