Si hablamos de recetas sencillas, de toda la vida, seguro que para muchos la receta de hoy es una de ellas. Hoy para comer tenemos coliflor con bechamel

Quizá, lo único un pelín laborioso de este plato sea preparar una salsa bechamel que usaremos para cubrir la coliflor. Podéis encontrar la forma de elaborar esta salsa en otras recetas del blog como la moussaka, la lasaña de merluza y langostinos o la lasaña de berenjenasEn realidad se trata de una receta muy sencilla que sirve para enriquecer y poner en valor una verdura sencilla como es la coliflor. Por un lado la bechamel y por otro bacon, aportan a este plato un sabor y textura extra. 

Si bien no se trata de una receta ligera precisamente, la bechamel y la panceta hacen su función, puedo decir que es de un bocado sencillo y muy sabroso, perfecto para hacer en casa de vez en cuando para disfrutar en la mesa.

 

RACIONES: 4

DIFICULTAD: baja

TIEMPO: 45 minutos

 

COLIFLOR CON BECHAMEL:


  • 1 COLIFLOR MEDIANA
  • 1 CEBOLLA
  • 150 g. BACON AHUMADO
  • 500 ml. SALSA BECHAMEL
  • SAL
  • QUESO RALLADO PARA GRATINAR


1.- Deshacemos la coliflor en ramilletes más bien grandes. Los lavamos abundantemente y los añadimos a una cazuela con dos dedos de agua y una pizca de sal. Cocemos la coliflor durante 15 minutos, Escurrimos y reservamos.

Nos quedará la coliflor durita, no pasa nada, la idea es que se remate su cocción una vez dentro del horno.

2.- En una sartén, calentamos un chorrito de aceite de oliva. Añadimos la cebolla en daditos pequeños y la sofreímos hasta que esté blandita.

3.- Incorporamos la panceta cortada en dados y la cocinamos ligeramente. Seguramente no será necesario añadir sal a la mezcla ya que la panceta a portará un punto. Reservamos.

4.- Colocamos los ramilletes de coliflor en una fuente apta para horno y le añadimos el sofrito de cebolla y panceta. cubrimos con la salsa bechamel y espolvoreamos la superficie con queso rallado.

5.- Con el horno previamente caliente, horneamos a 180ºC durante 15 minutos. Acabamos el proceso gratinando el queso con el grill hasta que adquiera un tono dorado.