Aunque en casa ninguno somos intolerantes ni alérgicos al gluten, de vez en cuando me gusta preparar dulces libres de esta proteína, con la única intención de la curiosidad culinaria y los nuevos sabores. Hoy os traigo la receta de un bizcocho de limón sin gluten que, pese a no tener ni harina de trigo ni levadura, consigue una textura esponjosa y ligera.

Aunque está elaborado únicamente con harina de arroz, su sabor es muy parecido a un bizcocho de limón tradicional. Es cierto que tiene cierto punto de arroz en su sabor pero esto, en mi opinión, no es un fallo sino simplemente algo distinto. Conserva una textura suave y esponjosa gracias al intenso batido y al tipo de harina, recuerda bastante al clásico pound cake, que pese a no tener levadura entre sus ingredientes, tiene una estructura densa pero esponjosa.

Se trata de un bizcocho rico y con mucho sabor a limón, perfecto para desayunos y meriendas. Independientemente de que esté libre de gluten, este es un dulce estupendo para disfrutar.

 

RACIONES: 10

DIFICULTAD: baja

TIEMPO: 20 minutos + 45 minutos de horno

BIZCOCHO DE LIMÓN SIN GLUTEN:


  • 4 HUEVOS
  • 250 g. HARINA DE ARROZ
  • 110 g. MANTEQUILLA
  • 200 g. AZÚCAR + 75 g. PARA ESPOLVOREAR
  • 125 g. YOGUR NATURAL
  • 1 LIMÓN

 


1.- Separamos las claras de las yemas y comenzamos montando las claras a punto de nieve. Si tenemos un robot de cocina o una batidora de varillas, este es el momento de utilizarla. Comenzaremos montando las claras pero acabaremos haciendo un merengue, por lo que va a ser necesario un trabajo de batido importante.

2.- Cuando las claras comiencen a blanquear añadimos un buen chorrito de zumo de limón y seguimos batiendo. El limón, además de aportar sabor al resultado final, dará estabilidad a las claras montadas.

3.- Cuando las claras estén montadas añadimos 100 g. de azúcar. Continuamos batiendo durante unos 6 o 7 minutos, hasta conseguir un merengue firme y brillante que reservaremos.

4.- Por otro lado batimos las yemas con el resto del azúcar durante unos minutos, hasta conseguir una crema blanquecina y espumosa.

5.- Añadimos la ralladura de limón y seguimos batiendo mientras agregamos, poco a poco, la mantequilla derretida. 

6.- Incorporamos el yogur a la mezcla y lo integramos bien.

7.- Añadimos la harina de arroz y batimos hasta que quede bien integrada con el resto de ingredientes.

8.- Por último incorporamos el merengue al bol y, con movimientos envolventes más delicados, combinamos las claras con la masa intentando que se baje lo menos posible.

9.- Vertemos la masa del bizcocho en un molde engrasado con mantequilla, y la asentamos golpeando ligeramente el molde contra la encimera. Espolvoreamos la superficie del bizcocho con abundante azúcar y, con el horno previamente caliente a 170ºC, horneamos durante 40 o 45 minutos con calor por arriba y por abajo, sin ventilador.

Retiramos el bizcocho del horno  y lo dejamos 15 minutos sobre una rejilla antes de desmoldarlo. Desmoldamos el dulce y esperamos a que se enfríe totalmente antes de servirlo.