Hoy nos hemos puesto golosos, hemos preparado tortitas americanas, pancakes para merendar, todo un lujo. Una vez más he echado mano de uno de mis libros preferidos de cocina, New York, las recetas de culto. Se trata de un libro donde podemos encontrar un montón de recetas entre los que no falta ningún clásico americano. En el blog podéis ver algunas de ellas que he preparado en casa, tarta de queso, New York cheesecake y donuts caseros no podían faltar.

Las tortitas requieren para su preparación un trabajo ínfimo, nada más que mezclar los ingredientes y listas para pasar a la sartén. Quizá uno de los secretos para conseguir unas tortitas o pancakes sea el hecho de no batir la masa en exceso. Eso haría que nos quedasen uno pancakes más duros y correosos. Con esta receta tendremos de forma sencillísima unas tortitas suaves, sabrosas y mullidas. 

RACIONES: 4

DIFICULTAD: baja

TIEMPO: 20 minutos

TORTITAS AMERICANAS, PANCAKES:


  • 190 g. HARINA DE FUERZA
  • 1 cdita. BICARBONATO
  • 2 cdita. LEVADURA
  • 1/2 cdita. SAL
  • 1 cda. AZÚCAR MOLIDO
  • 220 ml. BUTTERMILK
  • 1/2 cdita. ESENCIA DE VAINILLA
  • 80 g. MANTEQUILLA
  • 2 HUEVOS M
  • ACEITE DE GIRASOL PARA FREÍR

1.- En un bol mezclamos los ingredientes secos, la harina, la levadura, el bicarbonato y el azúcar. No es necesario tamizar la harina para esta receta. Si no podemos moler el azúcar y no tenemos azúcar glass, podemos utilizar azúcar tradicional sin problema. Mezclamos los ingredientes con un tenedor y reservamos.

2.- En un bol batimos los huevos. Añadimos la sal y la esencia de vainilla y volvemos a batir.

3.- Incorporamos el buttermilk e integramos. Si no podemos conseguir buttermilk podemos fabricar algo muy similar en casa con leche y un chorrito de zumo de limón. En 200 ml. de leche añadimos 20 ml. de zumo de limón. Dejamos que el ácido del limón actúe sobre la leche y cuando tenga aspecto como de leche cuajada, a los 10 minutos, lo utilizamos como un buttermilk casero.

4.- Incorporamos , por último la mantequilla derretida y mezclamos bien los líquidos.

5.- Añadimos la mezcla de harina y mezclamos con unas varillas. Debemos incorporar la mezcla pero no en exceso. Deben de quedar grumos, si batimos demasiado, los pancakes quedarán duros.

6.- Calentamos una cucharadita de aceite en una sartén a temperatura media. Añadimos un cucharón de la mezcla y cocinamos. Cuando vemos que la masa comienza a burbujear ligeramente, miramos si su cara inferior está dorada. En este punto damos la vuelta a la tortita y seguimos cocinándola unos segundos más por la otra cara.

Servimos las tortitas recién hechas. Lo tradicional en USA es hacerlo con jarabe de arce, mantequilla y frutos rojos. En esta ocasión en casa lo hemos hecho con un chorrito de miel. Os aseguro que las mejores que yo haya probado, suaves, esponjosas y con sabor, buenísimas.