Arroz pilaf con almendras y pasas

Os comentaba en el anterior post, que como acompañamiento de la carne había hecho un arroz pilaf. Aprendí a hacerlo en el curso de comida india que impartió Anna Mayer en el Garum Bistró. Ya os hablé de él y de lo interesante y divertido que fue. Como estaba deseosa de experimentar con lo aprendido, no pude esperar para hacerlo en casa y este fue el resultado.

Es un plato de acompañamiento estupendo, de sabor ligero y con un toque dulce de canela que le queda genial.

Cuando hablamos de arroz “pilaf”, en realidad estamos hablando de un modo de cocinar el arroz, el modo típicamente hindú de prepararlo. De todas formas las variantes de este tipo de preparación son habituales en todo Oriente Medio y Próximo, así como en los Balcanes y el Cáucaso, no sólo en India.

Se busca que el arroz mantenga la mayor parte de sus nutrientes, de ahí la necesidad de cocinarlo tapado en todo su proceso.

La variedad de arroz es “basmati”, cultivado en India y Pakistán desde hace cientos de años. Este tipo de arroz, súper aromático y delicado, necesita un lavado previo y un remojo en agua que lo hidrate, de entre media hora a dos horas. Así el arroz tenderá menos a romperse.

ARROZ PILAF CON PASAS Y ALMENDRAS:

  • 360 gr. ARROZ BASMATI
  • 630 ml. AGUA
  • 3 CUCHARADAS ACEITE DE SEMILLAS (girasol, sésamo…)
  • 1 RAMA DE CANELA
  • 1 CEBOLLA CORTADA EN JULIANA
  • 2 CUCHARADAS ALMENDRAS
  • 2 CUCHARADAS DE UVAS PASAS
  • 1 CUCHARADITA DE SAL

Arroz pilaf con almendras y pasas

1.- El primer paso es lavar el arroz cuatro o cinco veces, removiéndolo delicadamente, para evitar que se rompa. Una vez lavado lo dejaremos a remojo en agua entre 30 minutos y dos horas. Escurrimos y reservamos.

2.- En una olla calentamos el aceite a fuego medio-alto y añadimos la canela. Dejamos freír unos segundos y añadimos la cebolla. La cocinaremos removiendo hasta que comience a dorarse. La finalidad no es pocharla, sino freírla.

3.- Cuando la cebolla comienza a dorarse, añadimos las almendras y removemos hasta que empiecen a tostarse. A continuación agregamos las uvas pasas y seguimos removiendo hasta que veamos que se hinchan.

4.- En este momento añadimos el arroz escurrido y la sal y rehogamos unos segundos. Le añadimos el agua (630 ml.) y esperamos, a fuego vivo, hasta que comience a hervir. Tapamos la olla y bajamos la temperatura al mínimo, dejando que se cocine 20 minutos.

5.- Cuando esté listo aireamos el arroz revolviendo delicadamente.

Estoy segura de que os gustará la receta de hoy, ya me contaréis.