Tarta de chocolate con crema de fresa

La tarta que os presento, tarta de chocolate con crema de fresa, es una adaptación de la tarta de Double chocolate cake con buttercream de fresa que ya hice para la tarta Hello Kitty. Quería enseñaros otras opciones de decoración sin tener que recurrir al fondant, que en ocasiones podría resultar un poco empalagoso.

El bizcocho es el mismo pero la crema es una variación de la que hice en la tarta de limón que ya publiqué anteriormente.

Esta ha sido la tarta que le regalaron Lía, Nuno y María a Oscar por su 40 cumpleaños. A pesar de ser un encargo de última hora y como Oscar es un amigo, quería hacer algo diferente respecto a la decoración, salirme un poco de los acabados en fondant o con coberturas de buttercream. Me pareció simpático colocarle bolitas de galleta bañadas en chocolate, pero creo que hubiera quedado muy bien también con lacasitos o conguitos, no creéis?. Desde aquí quiero felicitar al homenajeado y mandarle un beso.

RACIONES: 10

DIFICULTAD: MEDIA

TIEMPO: 20 MINUTOS PARA EL BIZCOCHO MÁS EL HORNEADO

30 MINUTOS PARA LA CREMA

 1 HORA PARA EL MONTAJE DE LA TARTA

  CREMA DE FRESA:

  • 200 gr. AZÚCAR
  • 45 ml. AGUA
  • 3 CLARAS DE HUEVO PEQUEÑAS 
  • 1/2 CUCHARADITA DE CREMOR TÁRTARO
  • 340 gr. MANTEQUILLA A TEMPERATURA AMBIENTE
  • 3 CUCHARADAS DE CONCENTRADO DE FRESA o 250 gr. DE FRESAS TROCEADAS

 

1.- En un cazo pequeño, a fuego medio, calentamos el azúcar y el agua. Cocinamos la mezcla unos 10 minutos, hasta que esté muy caliente. Tened mucho cuidado y no le quitéis el ojo de encima ya que si nos pasamos de calor podría quemarse.

2.- Mientras tanto, en un bol batimos las claras a punto de nieve.

3.- Cuando el azúcar esté en su punto lo iremos añadiendo, poco a poco a las claras, batiendo de cada vez a velocidad media hasta que esté incorporado. Tened cuidado con las posibles salpicaduras ya que el azúcar estará muy caliente. Cuando esté todo incorporado aumentamos la velocidad de la batidora y batimos unos 10 minutos. Reservamos hasta que el merengue se enfríe.

4.- Sólo cuando el merengue esté totalmente frío comenzaremos a añadir la mantequilla manteniendo la batidora a velocidad media. Iremos añadiendo una cucharada  o trozo de cada vez, esperando hasta que esté totalmente integrada antes de añadir la siguiente.

En algún momento del proceso puede parecer que la mezcla a quedado cuajada, si es así, aumentamos la velocidad de la batidora hasta que estemos completamente seguros que la mantequilla está integrada. añadimos el crémor tártaro.

Cuando hayamos añadido toda la mantequilla la mezcla estará esponjosa y gordita. En ocasiones pudiera ser que la crema quede un poco líquida. La meteremos en el frigo hasta que se enfríe y volvemos a batir.

5.- En este momento añadimos el concentrado de fresa y batimos hasta que esté combinado y esponjoso.

Podemos usar la crema inmediatamente o guardarla en el frigo hasta que la vayamos a utilizar. Se podría conservar durante 1 semana en la nevera, tapada con film transparente o 2 meses en el congelador.

  Tarta de chocolate con crema de fresa (3) MONTAJE DE LA TARTA:

1.- El primer paso del montaje será cortar el bizcocho en capas, con la ayuda de un cuchillo de sierra e intentando que queden los más horizontales posible, haremos 3 capas.

Hemos de recordar que la parte superior de nuestro bizcocho es la parte inferior en el horneado , la que quedaba por debajo, pero al darle la vuelta en el enfriado pasó a ser la superior que es más lisa y con menos irregularidades, mucho mejor para decorar. Si es necesario, y para que asiente mejor, cortaremos la parte que haya quedado más abombada de lo que ahora es la parte inferior del bizcocho, o sea lo que antes estaba arriba.

2.- Colocamos la primera capa en una bandeja giratoria o en una bandeja alta, o simplemente en un plato ancho, para poder trabajar  con más facilidad. Con la ayuda de una espátula agregamos la capa de crema por toda la superficie, dejándola de un espesor de 1 cm.

3.- Colocamos la segunda capa de bizcocho y volvemos a añadir la crema.

4.- Colocamos la última capa, con la ayuda de una espátula y mientras giramos la bandeja, iremos aplicando una capa fina de crema a toda la superficie de los laterales de la tarta. Cuando los laterales estén completos, haremos lo mismo con la parte superior, eliminando siempre los excesos de crema y eliminándolos si contienen migas.

Metemos la tarta en el frigo hasta que el buttercream se endurezca y nos permita trabajar con más facilidad el resto de la decoración.

5.- Una vez endurecida la superficie volvemos a untar la tarta con crema, esta vez dándole el acabado final, formando una capa más gordita. colocamos las galletitas con chocolate por toda la superficie de la tarta.

A pesar de ser una receta un poco laboriosa el resultado vale la pena. Espero que os animéis a probarla, ya me contaréis.