Galletas decoradas de ardillas

Después de casi dos semanas sin publicar nada, creo que ya tenía mono… No, es broma, de lo que si tenía ganas era de volver al trajín diario. Ya sé que suena un poco carca, pero tantas comidas, cenas y trasnoches, me dejan para el arrastre. Aunque reconozco que lo he pasado bien, prueba de ello son esos quilitos de más que me acompañan.

En fin, para no perder la mano, me he puesto a hacer galletas, unas galletas de ardilla decoradas.

Aunque la base de todas las recetas de galletas para decorar es la misma, mantequilla, azúcar y harina, hay una gran diferencia entre unas y otras, simplemente por la diferencia en la proporción de los ingredientes.

Para estas galletas he empleado una nueva receta, que desde este momento se ha convertido en mi favorita. Es la receta que utiliza Patricia Arribálzaga, creadora de Cakes Haute Couture. Os aseguro que el resultado es excepcional.

MASA DE GALLETAS:

  • 100 gr. AZÚCAR
  • 200 gr. MANTEQUILLA
  • 1 HUEVO
  • 360 gr. HARINA
  • 1 CUCHARADITA DE POSTRE DE AROMA DE VAINILLA

Galletas decoradas de ardillas

1.- Batimos en un bol la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar, hasta hacer una crema. Debemos batir lo mínimo necesario ya que si se bate en exceso se deformarán las galletas durante el horneado.

2.- Agregamos el huevo, también a temperatura ambiente, y el aroma y batimos.

3.- Agregamos la harina tamizada incorporándola poco a poco, acabamos amasando con las manos.

4.- Formamos una bola con la masa y la cortamos en discos de unos 2 cm. Envolvemos los discos en papel film y dejamos reposar durante dos horas en el frigo. Este proceso de frio es necesario para que no se formen burbujas en la superficie de la galleta durante el horneado, además de para que no se deformen.

5.- Iremos sacando del frigo las porciones a medida que las vayamos utilizando, ya que si las quitamos todas a la vez, la masa iría adquiriendo la temperatura ambiente ablandándose, y las galletas se deformarían al hornearse.

Galletas decoradas de ardillas

6.- Estiramos la masa con un rodillo con aros niveladores o con guías de 6mm. (unos palitos a cada lado servirían) y utilizamos el cortante elegido para dar forma a las galletas. Retiramos la masa sobrante, la amasamos de nuevo y la metemos en el frigo hasta que vuelva a adquirir dureza, antes de volver a utilizarla.

7.-Precalentamos el horno a 180 º, 170º si empleamos el ventilador del horno. Horneamos las galletas entre 12 y 15 minutos, dependiendo del tamaño de la galleta. Es importante poner en una misma bandeja de horneado galletas del mismo tamaño, para que se horneen de forma homogénea.

Estas galletitas con forma de ardilla las he decorado con glasa. Una vez secas, habiendo transcurrido por lo menos 6 horas, les di forma a las colitas mediante una nueva aplicación de glasa de consistencia dura, a la que le espolvoreé azúcar coloreado de marrón a unas, y azúcar con virutas de chocolate otras.

No sé si sabéis como se hace el azúcar de colores, pero por si acaso os lo cuento… Ponemos el azúcar en un bote de cristal con tapa y le añadimos una puntita del colorante deseado, en este caso marrón. Tapamos el bote y agitamos enérgicamente hasta que el color haya impregnado todos los granitos y listo!!! No puede ser más fácil verdad? y es una opción muy bonita tanto para decorar galletas como cupcakes, e incluso para poner con un café, colocando distintos cuenquitos con azúcar de diferentes colores…

Os animo a que horneéis esta nueva receta de galletas, vale la pena.