Lasaña de berenjenas (1)

Como nos encanta la pasta, en casa suelo prepararla a menudo. Spaghetti, tallarines, noodels, macarrones, las opciones son casi infinitas. Pero entre todas ellas lo que me gusta de verdad es la pasta con verduras, ya sabéis de mi afición por el verde. La de hoy es una receta de eso, pasta con verduras, lasaña  de berenjenas. Esta receta no lleva ningún tipo de carne con lo que sería un plato vegetariano perfecto.

El hecho que esta receta sea principalmente vegetal, no quiere decir que no sea súper sabrosa y con un montón de matices, por un lado la berenjena, el queso mozarella, la salsa de tomate, las especias, un conjunto de sabores que se complementan y hacen de esta lasaña un plato delicioso.

Una muy buena alternativa a la berenjena, seguro que hay quien no la considera santo de su devoción, sería hacer la lasaña con calabacín. El proceso es el mismo y el resultado igualmente bueno.

En esta receta he utilizado pasta de lasaña comprada, pero en casa también podemos preparar nuestra propia pasta fresca que hará que nuestro plato sea de categoría. Os dejo el enlace para que veáis como prepararla, es muy fácil y el resultado compensa. En la receta de pasta fresca he preparado tallarines, pero para hacer láminas de lasaña simplemente habría que extender la masa muy finita y cortarla en porciones o en una única lámina entera.

Lasaña de berenjenas (3)

RACIONES: 8

DIFICULTAD: baja

TIEMPO: 1,5 horas

LASAÑA DE BERENJENAS:

  • 1 PAQUETE DE LÁMINAS DE LASAÑA
  • 2 BERENJENAS GRANDES
  • 1 kg. DE TOMATES
  • 1 CEBOLLA GRANDE
  • 1/2 PIMIENTO ROJO
  • 1 DIENTE DE AJO
  • 150 gr. QUESO MOZARELLA RALLADA
  • 75 gr. QUESO PARMESANO RALLADO
  • OREGANO SECO
  • SAL
  • ACEITE DE OLIVA

Lasaña de berenjenas (2)

 

1.- Lavabos bien las berenjenas y les eliminamos la zona del tallo. Cortamos las berenjenas en láminas, en sentido longitudinal, con un espesor de medio centímetro. Las dejamos durante 30 minutos en un bol con agua salada, de esta manera perderán su amargor. Secamos las berenjenas con un papel de cocina y reservamos.

2.- En el caso de tener salsa de tomate casera ya preparada nos saltamos este paso, si no es así nos ponemos a ello. En una cazuela calentamos aceite de oliva y sofreímos la cebolla, el diente de ajo y el pimiento cortados en dados. No es necesario que los troceemos muy menudito porque después lo pasaremos por la batidora.

3.- Mientras se pochan las verduras escaldamos los tomates dejándolos durante 2-3 minutos en agua hirviendo. Así les retiraremos la piel con total facilidad. Reservamos.

4.- Cuando las verduras estén bien pochadas añadimos los tomates sin piel y troceados. Salamos y dejamos cocer durante 30 minutos. Una vez cocinados retiramos del fuego y pasamos por la batidora. Reservamos.

5.- Mientras se cocina la salsa de tomate preparamos las berenjenas. Ponemos a calentar 3 cucharadas de aceite de oliva en una sartén amplia y vamos friendo/asando las berenjenas en tandas. Cuando estén bien doraditas y blandas las retiramos a una bandeja con papel de cocina y reservamos.

6.- Cocemos las láminas de lasaña y una vez cocidas y escurridas la vamos colocando sobre un paño limpio separadas entre sí.

7.- Con todos los ingredientes listos nos ponemos a montar la lasaña. En la base de nuestra fuente distribuimos un poco de salsa de tomate y colocamos encima la primera capa de pasta cubriendo toda la superficie. Encima de la pasta ponemos alternativamente las láminas de berenjena, encima salsa de tomate y encima queso mozarella y queso parmesano. Así sucesivamente, pasta, berenjena, tomate, mozarella y parmesano, acabando con las láminas de pasta que espolvoreamos con queso parmesano, mozarella y orégano.

8.- Horneamos con el horno precaliente con calor arriba y abajo durante 20 minutos a 200º. Los últimos 3-4 minutos ponemos el grill.