La quinua o chenopidium quinoa, es un pseudocereal originario de varios países sudamericanos, Perú, Chile, Colombia o Ecuador. Se trata de un alimento con más de 5.000 años de antigüedad. Hoy os traigo una receta de galletas en las que el ingrediente principal es la quinua, galletas de quinua y naranja. 

Aunque su uso más habitual es el empleo de los granos cocidos acompañados de verduras, en sopas, es tradicional es sus países de origen molerla para la obtención de harina para panes y galletas e incluso emplearla para la elaboración de cerveza. Se trata de un alimento con gran contenido de minerales como hierro, calcio y fósforo. Contiene un alto porcentaje de proteínas, fibra y ácido omega 3. Se trata de un producto muy saludable que, hoy en día, podremos encontrar casi en cualquier gran superficie. 

En la receta de hoy, la quinua la vamos a utilizar previamente cocida, no en harina. Nos dará como resultado unas galletas ligeras, tostadas y crujientes por el exterior y jugosas y fina en su interior. La verdad es que se trata de unas pastas diferentes, pero no por ello menos sabrosas. Me han encantado como alternativa ligera y saludable, una buena manera de darse un capricho de forma sana.

 

RACIONES: 12 ud.

DIFICULTAD: baja

TIEMPO: 45 minutos

 

GALLETAS DE QUINUA Y NARANJA:


  • 150 gr. QUINUA COCIDA (unos 70 gr. en crudo)
  • 80 gr. COPOS DE AVENA
  • 1 HUEVO PEQUEÑO (40 gr.)
  • RALLADURA DE 1 NARANJA
  • 1 cdita. CANELA
  • 70 gr. AZÚCAR
  • 40 GR. MANTEQUILLA 

1.- Comenzamos cociendo la quinua. Para ello debemos lavarla antes para eliminar la saponina. La saponina es una sustancia que recubre los granos y que si no la eliminamos dará amargor al resultado. Lavamos las semillas bajo en grifo hasta que el agua quede muy limpia. Veremos que al principio soltará una especie de espuma.

2.- Cocemos la quinua considerando una parte de cereal y dos de agua. Cocinamos unos 15 o 20 minutos a fuego medio, hasta que el agua se haya evaporado y la quinua esté tierna pero sin quedar muy chafada.

3.- Escurrimos bien el agua de la quinua cocida dejándola enfriar en un colador.

4.- Mezclamos todos los ingredientes para las galletas, la quinua cocida, la avena, el huevo, la ralladura de naranja, la canela, el azúcar y la mantequilla derretida. Mezclamos bien con un tenedor.

5.- Colocamos porciones de masa en una bandeja de horno sobre papel de horno. No es necesario que queden demasiado separadas entre sí, la masa no va a crecer.

6.- Con el horno previamente caliente a 200ºC, horneamos durante 15 o 20 minutos, hasta que vemos que las galletas estén doradas.

7.- Dejamos las galletas sobre una rejilla una vez que las retiramos del horno, hasta que se enfríen.